La noche anterior tuve un sueño bastante ligero, una mezcla de sensaciones entre euforia por empezar esta aventura y por sentir un poco de respeto por lo que me pudiese encontrar, había planificado mi aventura para llegar en 7 días a la región de Galicia, concrétamente al pueblo de A Gudiña y planifiqué esta primera etapa hasta Toledo, porque Toledo para mí es mi ciudad fetiche, donde nací, donde estudié en la época universitaria, ciudad mágica, con una belleza monumental y riqueza histórica inigualables.
Esta etapa sólo sería de 73 km, predominablemente llana y por lo tanto teóricamente sin excesiva dureza.
Preparé la bici, llené los bidones, preparé las herramientas, llené las alforjas y mochila con la ropa necesaria para iniciar la ruta, me monté en la bicicleta, partí desde mi casa sobre las 10 y media de la mañana y decidí tomar la vía de servicio de la autovía CM-42 hasta encontrar el camino de Santiago en el término de Almonacid de Toledo.

Tomé la foto principal de esta entrada cuando salía de Consuegra,  pensando que cuando volviese a ver esta panorámica ya habría conseguido llegar a tierras gallegas, cuando tomé el camino de San Antón me crucé  a “un peregrino de los términos de Consuegra”,  un agricultor que volvía montado en su bicicleta al pueblo,  al cuál saludé y le dije “¡buen camino!” éste me miró de una forma un poco rara y me contestó “con Dios”, fue la única persona que me crucé hasta que tomé el camino oficial de Levante en Almonacid.
Seguí por la vía de servicio de la CM-42 por el lado izquierdo, haciendo kilómetros y kilómetros, cruzando llanuras, con pequeños repechos y puentes y me encontré con el primer contratiempo, la vía de servicio se discontinuaba por las vías de AVE, llegué al pueblo de Manzaneque y tuve que volver atrás y buscar un puente para cruzar al otro lado de la autovía, esto me hizo perder fácilmente 30 minutos, mi consejo es que si alguien quiere hacer el camino que lo haga por la vía de servicio del lado derecho, que seguramente tendrá menos problemas.

IMG_20150925_135432

Camino cerca de Almonacid

IMG_20150925_135006

Castillo de Almonacid de Toledo.

Por fin llegue a Almonacid sobre 1 de la tarde y busqué con mi navegador Galileo el camino de Santiago de Levante-Sureste (con una ruta que me descargué en Wikiloc de otro bicigrino que lo hizo desde Valencia el año anterior), pero como ya era hora de comer decidí parar en un bar para comer un bocadillo, teniendo en cuenta que según mi planificación no llegaría hasta Toledo hasta pasadas las 3 y media de la tarde y sería mejor partir la etapa y comer un bocado y recuperar energías.

Llegué al bar restaurante Kuki de Almonacid, pedí un bocata de lomo con queso y un aquarius, salí a la terraza y cuando estaba saboreando el bocadillo cuál fue mi sorpresa que pararon en el mismo bar 2 peregrinos que venían en bici, me saludaron y les pregunté que si eran peregrinos y de donde venían, eran 2 personas jóvenes que venían de un pueblo de Valencia uno español y otro italiano, cuando terminé de comer me despedí de ellos, nos deseamos “buen camino” y retomé la ruta, localicé el camino, un camino que va paralelo a la carretera secundaria que une Almonacid con Nambroca en un estado no demasiado óptimo para ciclar y en un plis llegue hasta Nambroca,  de Nambroca seguí el camino hasta el pueblo de Burguillos aquí sentí la primera sensación peregrina al ver perfectamente indicado el camino y no con una flecha amarilla marcada en una piedra, en una señal como dios manda.

IMG_20150925_154701

Camino de Santiago entre Nambroca y Burguillos

Seguidamente llegué al pueblo de Cobisa y de Cobisa hasta la ciudad de Toledo, a la cuál se entra desde la zona del Valle al otro lado del río Tajo y desde donde se puede disfrutar de esta estampa.

IMG_20150925_164144

Vista de Toledo desde “El Valle”.

Eran cerca de las 4 de la tarde y tranquilamente me puse a disfrutar de las vistas, hacer unas fotos, tomarme un helado en el kiosko que está al lado del mapa y para recuperar fuerzas y mientras que me estaba comiendo el helado de repente una persona de cuyo nombre no logro recordar me vió,  paró su coche y me preguntó si esta haciendo el camino de Santiago, estuvimos hablando y me dijo que era de un pueblo de Cuenca y que había hecho el camino años atrás desde la tumba de su hermano fallecido hasta Santiago en bici como yo, le pregunté que qué tal era el camino y me dijo que había tramos no ciclables y que el había cogido carreteras secundarias por algunos tramos, al final me deseó “buen camino” y se despidió, ahí sentí otra vez el espíritu del camino.

Una vez recuperé fuerzas,  fui al Albergue, Albergue “Los Pascuales” un albergue situado en el casco de Toledo muy cerca de la plaza de Zocodover y del Alcázar, al llamar al Albergue me preguntó el encargado que sí era Francisco, le dije que era Juan José y me dijo que esperaba 2 peregrinos en bicicleta que habían reservado, le dije que probablemente eran los 2 peregrinos que me había encontrado en Almonacid y les dije que iban detrás de mí, al final llegaron a los 10 minutos y curiosamente compartimos habitación.
En Toledo quedé con unos amigos de Toledo pero al final sólo pudo quedar uno y al final fuimos a tomar algo y ver la puesta de sol en la terraza del Miradero en la cual me hice esta foto.

IMG_3963

Puesta de sol desde la terraza del Miradero.

Al final volví al Albergue, me tumbé y me quedé dormido rápidamente,  estaba un poco cansado y tendría que recuperar fuerzas ya que me quedaban otras 6 duras etapas.

Anuncios