Nos levantamos sobre las 8.30 de la mañana y desayunamos en el mismo hotel, cogimos los bártulos e iniciamos el camino de la Vía de la Plata hacia Granja de Moreruela.

La vía de la plata era una antigua calzada romana que conectaba el sur de España, Sevilla  con el Norte, concrétamente con Astorga y pasaba por Zamora.

A partir de ahora empezamos a ver más peregrinos, el motivo es que la vía de la Plata es de los caminos de Santiago más transitados (con permiso del camino Francés) y se nota que la señalización está mucho mejor que en el de Levante, así que lo único que hicimos fue seguir las indicaciones y señales de flechas amarillas y la concha de Santiago con el peregrino en la señal, salimos de Zamora avanzamos varios kilómetros pero después de 3-4 kilómetros me dí cuenta, después de ver mi brújula, que la dirección que estábamos tomando era la noroeste cuando la teórica de la vía de la plata era la norte, al final consulte la ruta en mi programa de navegación Galileo y me dí cuenta que estábamos siguiendo unas flechas amarillas pero no ibamos por la vía de la Plata, al final investigué y el resultado es que estábamos siguiendo el camino Portugués que atraviesa  Portugal y se une al camino Sanabrés en Verín.

IMG_4057

Por lo tanto tuvimos que recalcular ruta y buscar la vía de la Plata, cosa que no fue difícil ya que la ruta pasa por campos de cultivo, con parcelas perfectamente definidas con caminos rurales bien acondicionados en los cuales es muy fácil ciclar y al final sin problemas ni desviarnos demasiado encontramos la Vía de la Plata.

IMG_20150930_111757

Así que proseguimos y para recuperar el tiempo perdido tomamos la carretera nacional que va en paralelo a la autovía y que parece una carretera fantasma, creo que únicamente un coche o dos nos adelantaron adelantaron antes de llegar a Granja de Moreruela. Granja de Moreruela es un pueblo donde puedes optar por seguir la vía de la Plata dirección Benavente o tomar el camino Sanabrés que pasa por Puebla de Sanabria.

IMG_4159

IMG_20150930_112508

Por fin llegamos a Granja de Moreruela y buscamos un restaurante para comer, que resulta que era el Albergue de Peregrinos, aquí fue cuando primeramente me sentí con un ambiente peregrino pleno, ya que había 8 o 10 peregrinos a pie, casi todos extranjeros y me comí un bocadillo y nos pusimos a charlar con un peregrino americano.

 

 

IMG_4160IMG_4161

Terminamos de comer y partimos dirección Tábara, no sin antes confirmar que había plazas libres en el Albergue.

Partimos y después de varios kilómetros pedaleando cruzamos con el Rio Esla y nos encontramos unos parajes muy bonitos en la vereda de este río, al final después de pasar varios pueblos y las obras del AVE conseguimos llegar a Tábara, mi compañero se alojó en un hotel al lado de una gasolinera  y yo me dirigí al albergue así que pregunté a un lugareño que donde estaba el Albergue, lugar que me indicó amablemente.

Al llegar al albergue me recibe José Almeida el hospitalero que me da la bienvenida y me explica las normas del Albergue, en este albergue había 2 peregrinos más, una mujer americana que vivía en Sevilla y un Alemán que también estaba haciendo el camino desde Sevilla.

IMG_4162IMG_4163IMG_4167IMG_4168

Llegué tan rendido que después de ducharme, me tumbé hasta la hora de la cena. José preparo una cena sabrosísima y nos amenizó la sobremesa contándonos que era escritor que había escrito varios libros sobre el camino de Santiago, nos mostró sus libros, nos compartió sus vivencias y nos hizo un regalo que había realizado él de forma manual, ahí sí que volví a sentir las sensaciones del camino, la verdad es que el trato en el albergue fue muy especial y desde aquí le agradezco a José el trato recibido, pero al final estaba tan cansado y me fuí a dormir pronto.

 

IMG_4170
Amanecer desde el Albergue de Tábara.
Anuncios