Nos despertamos en un día despejado con alguna nube, pero las previsiones dicen que va a llover después de comer, así que nos apresuramos por desayunar y salimos sobre las 8 de la mañana dirección Orense. Hoy nos espera otro puerto de montaña, conocido como Alberguería, con una longitud de unos 7 Km y con unas rampas tan duras como A Canda pero con más longitud, iniciamos la ruta y pasamos por el pueblo de Soutelo Verde y Tamicelas, a partir de este último es cuando empiezan las rampas fuertes del puerto de Alberguería, este es el puerto más duro que hasta la fecha hemos subido en este camino, las fuerzas empiezan a flaquear y hay algunas rampas que nos tenemos que bajar de la bici, pero al final conseguimos coronarlo, las vistas son increíbles, la ascensión ha merecido la pena.

IMG_1165.JPG

IMG_1168

IMG_1176Por fin llegamos al pueblo de Alberguería y visitamos el bar típico de Alberguería “El Rincón del Peregrino”, paramos a hidratarnos y comer algo, como marca la tradición firmamos la concha con nuestro nombre y proseguimos nuestro camino.

IMG_1181

El puerto se corona a 2 Km del pueblo de Alberguería en una cruz de madera,  a partir de ahí la tendencia es de bajada hasta Ourense, pero es una etapa típicamente gallega llena de rampas de subidas cortas y bajadas que hacen desgastarnos mucho más que una etapa llana.

Al final llegamos a Villar de Barrio después de una bajada vertiginosa que tenemos grabada en video, damos una vuelta por el pueblo y tomamos alguna foto.

IMG_1183IMG_1191

A partir de Villar de Barrio el camino son pistas rectas entre campos de cultivo, este terreno que atravesamos fue una antigua laguna que se desecó para explotarla de forma agrícola, paisaje sin mucho atractivo pero que permite ciclar de forma adecuada hasta que llegamos a la aldea de Bobadela A Pinta, a partir de ahí nos internamos en un bosque de helechos muy cerrado con algunos tramos encharcados  y embarrados pero que más o menos lo podemos ciclar sin mayor problema.

Un lugareño nos contó una anécdota que sucedió en este bosque y fué que un peregrino se perdió y tardaron más de 24 horas hasta que lo encontraron, entonces no había smartphone ni gps trackers, que con un poco de cobertura permiten localizarte sin problemas.

Pasamos la población de Cima de Vila y al final llegamos a Xunqueira de Ambia.

A partir de Xunqueira tomamos varias carreteras comarcales que llegan a Ourense, intentamos apresurarnos porque el cielo se está cerrando y no nos gustaría que nos sorprendiese una tormenta.

El camino hasta Ourense se hace rápido después del repecho a la salida de Xunqueira de Ambia, una vez hemos pasado el puente que pasa por rio Arnoia.

Pasamos los pueblos de Salguerias, Pereiras y Reboredo entre otros hasta que llegamos a una zona industrial antes de Orense, donde hay más circulación de coches y que no destaca precisamente por su belleza, nos apresuramos a llegar a Ourense y sobre la 1 llegamos, buscamos un restaurante para comer y cuando terminamos, empieza a chispear, las previsiones es que va a llover por la tarde, y todo el fin de semana de forma abundante, teniendo en cuenta que nos quedan 100 Km hasta Santiago e iba a ser muy complicado ciclar por la lluvia, por estar los caminos embarrados, por estar los caminos típicos en Galicia “corredoiras” (caminos empedrados) húmedos y esto hace más difícil y peligroso el pedaleo, así que muy a nuestro pesar decidimos que lo mejor es retomar el camino  cuando el tiempo acompañe.

Como Orense es una ciudad que merece la pena visitar, buscamos alojamiento y nos damos una vuelta por la ciudad, que tiene un puente romano, casco histórico , catedral, fuentes de aguas termales “las burgas” y varias termas romanas al aire libre donde la gente se puede bañar.

IMG_1209IMG_1219IMG_1227IMG_1228IMG_1232IMG_1234

Ya sólo nos quedan los últimos 100 km para terminar el camino, cada uno desde nuestra casa, las ganas de completarlo son fuertes porque queda una etapa larga para terminarlo, ya casi huele a incienso!!!!!.

Anuncios