IMG_7210

Nos levantamos pronto y desayunamos en el Albergue de Fonfría, charlamos y compartimos experiencias con algunos peregrinos y nos apresuramos para preparar la bicicleta para continuar la ruta, nos esperaba una bajada trepidante desde Fonfría a Triacastela, una bajada de unos 13 km, que sin dar pedales, hace que lleguemos a Triacastela, el cambio de climatología es espectacular ya que el Fonfría hace un día soleado y según vamos bajando las nubes bajas hacen que se nuble el día al llegar a Triacastela, agradecemos esta bajada después de los puertos y altos coronados el día anterior.

Desde Triacastela podemos elegir 2 tramos, uno más corto pero más duro y bonito por San Xil y otro más largo, bonito pero menos duro, así que elegimos el camino por San Xil……los bosques son de cuento y los pueblos de la Galicia rural,   con una atmósfera bucólica, no tardamos en empezar a “sufrir” los rompepiernas gallegos, caminos con constantes subidas y bajadas que hacen que no cojamos un ritmo constante y nos vayamos desgastando de forma rápida, pero a pesar de todo merece la pena esta alternativa por la belleza de los pueblos rurales, bosques y paisajes que atravesamos, aquí se nota la ausencia de peregrinos por dividirse los peregrinos por las 2 alternativas, pero al final llegamos a Sarria, un pueblo con muchos servicios,  y buscamos un bar para desayunar.

IMG_6438


Al final retomamos el camino por la rua Mayor de Sarria,  subimos una fuerte pendiente y sufrimos el primer despiste del día, equivocándonos de camino después de una fuerte bajada, teniendo que volver hacia detrás, al final pudimos reencontrar las flechas amarillas y seguimos por un camino que va en paralelo a una vía de tren, unos bosques preciosos que prácticamente no nos abandonarán en la etapa de hoy, seguimos atravesando los bosques con sus riachuelos, sus caminos empedrados y disfrutando del paisaje, pero las constantes subidas y bajadas estaban haciendo mella en nuestras fuerzas y nos encontramos en el pueblo de Peruscallo con un lugareño “muy insistente” que nos recomendó que,  ya que ibamos en bici,  que mejor por la carretera hasta Portomarín, total que después de la insistencia nos convenció, pero para llegar a Portomarín dimos una vuelta muy grande que hizo que dudásemos si habíamos escogido la mejor alternativa, al final llegamos a Portomarín a la hora de comer y comimos en un buen restaurante un menú del día bastante sabroso, en Galicia no es difícil encontrar buenos lugares donde se come cantidad y calidad.

IMG_7216IMG_7233IMG_7266

Retomamos después de comer el camino y pasamos por los pueblos de Castromayor, Hospital, Ventas de Narón, Eireche para el final llegar a nuestro destino que nos habíamos propuesto Palas de Rei, un pueblo con encanto de los pueblos gallegos y con bastantes servicios de albergues y restaurantes, hoy, al menos yo estaba muy muy cansado, más que el día anterior,  así que fuímos a cenar y regresamos al albergue donde pasamos la noche.

 

Anuncios