IMG_7251IMG_7258

Nos levantamos a la misma hora que los otros peregrinos, desayunamos en el mismo albergue para después preparar las bicis e iniciar la ruta, esta es la última etapa de este mini-camino francés, habiendo recorrido más de los 200 km que son necesarios para obtener la Compostela, así que nos pusimos a dar pedales y seguimos disfrutando de la belleza de los senderos de los bosques hasta que llegamos a Melide, lugar de parada obligada a comer pulpo en los bares archiconocidos “O Garnacha” y “Ezequiel”, paramos y proseguimos la marcha con muchas ganas porque ya solo nos quedan los últimos 53 km hasta Santiago.

IMG_6444

IMG_7255


Así que seguimos nuestro camino, por bosques preciosos, pasando puentes medievales y en definitiva disfrutando con la ruta hasta que llegamos a la famosa y trepidante bajada a Ribadiso da Baixo hasta que llegamos al pueblo homónimo y tomamos un tentempié, terminamos y proseguimos la marcha, pero amigos, en Galicia esta regla siempre se cumple, “lo que bajes tienes que subirlo”, así que ahora nos queda la interminable y dura subida hasta Arzua, que realizamos con esfuerzo pero tampoco demasiado, pero la recompensa de los bosques interminables de eucaliptos que tendríamos atravesar antes de llegar a Santiago recompensan el esfuerzo, pasamos por los pueblos de Salceda y O Pedrouzo, a partir de Pedrouzo es todo subida hasta el monte de O Gozo, lugar místico por excelencia del camino de Santiago, la subida hasta el monte de O Gozo es dura por los kilómetros que llevamos a nuestras espaldas y la dureza de la orografía gallega, al final después de coronar el monte de O Gozo bajamos hasta Santiago, empezamos a sentir una sensación especial por el ambiente en las calles, el sonido de las gaitas y el ambiente de peregrinos que llegan a la plaza de Obradoiro, todos superemocionados, hasta que por fin llegamos a la plaza y nos quedamos descansando y disfrutando del ambiente de peregrinos y turistas que llegan a la plaza.

Ya habíamos obtenido otra Compostela más, la segunda en bici, y la tercera en total, las sensaciones y emociones son intensas, pero nada comparables a las que sentí y viví cuando llegué a la plaza del Obradoiro desde Consuegra, después de 11 etapas, naturalmente sólo han sido 3 etapas y el esfuerzo y desgaste han sido menores y las emociones son bonitas, pero no es lo mismo.

Ya sólo quedan 3 etapas para terminar el reto que me propuse hace un año y es atravesar España en bici desde Andalucía hasta Galicia y el Bierzo, y sólo nos queda el camino a Córdoba desde Consuegra para terminar la aventura, lo retomaré la próxima primavera aprovechando los días más largos, el buen tiempo y la temperatura moderada, óptima para terminar esta aventura, cada vez el reto está más cerca, pero hasta el rabo todo es toro y quedan 315 Km más por pedalear, cierto es que serán duros pero menos duros que los que hemos pedaleado especialmente en la parte Gallega y del Bierzo de esta “Ruta Transhispánica”, así que motivado e ilusionado por terminarlo la próxima primavera de 2017.


IMG_6451

Anuncios