Nos levantamos sobre las 8 de la mañana, el despertar fue muy bucólico, el canto de los pájaros, un día soleado sin ninguna nube, sin nada de viento, cosa que nos sorprendió teniendo cuenta el día tan ventoso anterior, así que desayunamos, preparamos los bártulos y nos despedimos del recepcionista, tan simpático y hospitalario que nos indicó cómo salir de Santa Cruz y seguimos sus indicaciones.

En la etapa de hoy dejamos el camino de servicio de la autovía para internarnos por unos caminos entre campos de olivos, ahora empezamos de verdad a disfrutar, no hacía nada de viento, el día era soleado, los caminos en un estado genial para ciclar y empezamos con un buen ritmo, siguiendo la “Ruta de la batalla de las Navas de Tolosa”, si esta ruta sirve para fomentar el cicloturismo y mantener en buen estado los caminos, bienvenida sea.

 

IMG_6851[1]

IMG_6855[1]

Seguimos esta ruta, ruta con repechos fuertes pero trepidantes bajadas, que disfrutamos como enanos hasta nuestro próximo destino que es el  Viso del Marqués, el último pueblo de la Mancha, lugar donde paramos a cargar nuestros bidones de agua.

IMG_6857[1]IMG_6859[1]

Después de refrescarnos e hidratarnos seguimos nuestro camino hasta el primer pueblo de Sierra Morena antes de Despeñaperros, Venta de Cárdenas, lugar de parada obligada a los melancólicos del anterior régimen.

IMG_6858[1]

El camino hasta Venta de Cárdenas sigue la misma tónica del camino hasta el Viso del Marqués pero en su parte final ya se empiezan a ver las primeras montañas de Sierra Morena, el paisaje empieza a cambiar de llanuras con campos de cultivo de la llanura manchega hasta el paisaje escarpado de Sierra Morena.

Llegamos a Venta de Cárdenas, llenamos los bidones en “La Teja” y proseguimos nuestra ruta por la N-IVa, carretera nacional sin tráfico ya que el tráfico pesado y de turismos va por el viaducto. Desde abajo podemos ver la obra faraónica que es este viaducto, con esos anchos y altos pilares y lo impresionante que son las montañas escarpadas de Sierra Morena, el ascenso por la nacional se hace duro, por la pendiente acumulada y porque zigzaguea por el trazado del viaducto, pero el olor a la vegetación y las espectaculares vistas hacen más llevadera la subida y el cartel de “Comunidad de Andalucía” nos da la motivación para seguir pedaleando, acabábamos de cambiar de comunidad autónoma.

IMG_6860[1]IMG_6863[1]

Seguimos pedaleando y cada vez la carretera la diferencia de altura entre la carretera nacional y el viaducto es menor hasta que llega un momento que la nacional está más cerca del viaducto, el camino de servicio está más cerca y con ello el primer pueblo Andaluz que nos encontraríamos hoy, Santa Fe,  atravesamos Santa Fe un pueblo blanco y andaluz por excelencia y paramos a comer, el esfuerzo de atravesar Despeñaperros había pasado factura y necesitamos reponer fuerzas, comemos tranquilamente y proseguimos nuestra marcha.

Los pueblos blancos empiezan a verse una vez atravesamos Despeñaperros, y un campo interminable de olivos empieza a divisarse, estamos ciclando por Jaén y eso se nota,  el 20% de la producción mundial de aceite de Oliva viene de esta provincia y a veces el olor a almazara empieza a respirarse en el ambiente. Aunque hay muchos repechos empezamos a coger un buen ritmo y parece que estamos bajando metros, como habíamos acumulado retrasos en la etapa de hoy pasamos los siguientes pueblos sin parar en ellos, el siguiente pueblo es Navas de Tolosa, pueblo histórico famoso por la batalla del mismo nombre, en la cuál el bando cristiano bajo los mandos de Alfonso VIII de Castilla, Pedro II de Aragón y Sancho VII de Navarra contra las tropas del califa musulmán Muhammad An-Nasir, el siguiente pueblo que nos encontraríamos sería La Carolina, pueblo que atravesamos y que tiene cierta industria, luego pasaríamos Carboneros (pueblo que bordeamos) y Guarroman, famoso por sus hojaldres, pueblo en el que tampoco pararíamos, necesitábamos llegar a Bailén antes de las 5.30 para poder llegar a Andújar sin problemas pero en el camino hacia Bailén en nuestra ruta de GPS nos indicaba un camino entre olivares para llegar, camino entre campos de olivos que al final era un terreno arenoso en el que tuvimos que empujar la bici, esto nos produjo un desgaste terrible por tener que arrastrar la bici pero al final llegamos a Bailén, totalmente desgastados nos encontramos con nuestro particular oasis, un césped a la sombra de un níspero en el que nos recuperamos un poco.

Al final sin mucho más desgaste llegamos a Andújar, pueblo que estaba en pre-fiestas, pero que tenía un ambiente festivo una semana antes de la romería de la “Virgen de la Cabeza”.

Llegamos a hotel, que por no ser ni bueno ni malo, ni caro ni barato no voy a mencionar y luego vamos a dar una vuelta por Andújar, se nota que estamos ya en Andalucía, la vida en la calle y la alegría se respira en el ambiente, cenamos, nos tomamos una birras y nos vamos a descansar.

IMG_6874[1]IMG_6876[1]

Anuncios